¡AMABLE y AGRADABLE no son lo mismo!

La semana pasada durante un encuentro con personas de muchos países diferentes entré en conversación con una persona austríaca. Como me comentó que hablaba español y yo le conté que soy profe de esta lengua en La Escuelita, decidimos cambiar al español para que pudiera practicar.


Estábamos hablando de su lugar de origen, cuando me dijo:



¡Y en esta frase se encuentra el error maldito!


Este error es muy típico entre alumnos/as de español, y algunos/as lo tienen tan fosilizado que incluso teniendo un nivel B1 o superior, lo siguen cometiendo. Por si no lo sabes, un error fosilizado es un error que el hecho de haberlo aprendido mal desde el principio u otros motivos se queda clavado en tu cerebro, como un fósil en una roca, y es muy difícil de corregir.


Pero de los errores fosilizados y cómo destruirlos te hablaré en otra entrada de blog...


¿Por qué esta frase es errónea?


El error viene normalmente por el uso intercambio de los adjetivos amable y agradable - al empezar los dos con “a”, terminar en “-ble” y tener un significado que se solapa en algunos matices, tienden a ser confundidos.


Vamos a ver, qué significan los dos adjetivos.


La RAE (Real Academia de la Lengua, o dicho de otra manera, la institución que corta el bacalao en temas de la lengua española) nos cuentan qué significan estas palabras:

Podemos ver que en las diferentes acepciones es común el adjetivo afable.


Entonces amable y agradable tienen esto en común, que ambos significan afable.


Fotos: capturas de pantalla de la Real Academia Española



¿Entonces dónde está la diferencia?


La gran diferencia está en que mientras agradable se puede usar tanto para describir a personas y cosas como lugares, comidas, etc., amable se usa solo para la descripción de personas.


👉Podemos decir que una persona amable es una persona educada (höflich) y amigable (freundlich). Se nota que la persona es así porque siempre nos dice “buenos días”, “gracias”… o nos dedica una linda sonrisa. Una ciudad, una comida o un monumento nunca nos va a dar los buenos días, ni gracias, por lo menos no lo va a hacer en sentido literal -> por lo tanto, algo que no puede dar los buenos días, no puede ser amable.


Cuando alguien dice que una comida es amable (¡error!), mi cerebro siempre se imagina el plato de comida con ojos y boca hablando: “hola, buenos días, ¿cómo está usted?” Jajaja para mí es muy cómica esta imagen.


Mejor será si dejamos el adjetivo amable solo para describir a personas.



PRACTICA CON ESTE EJERCICIO

¿Sabes completar estas frases? Escribe tus respuestas en los comentarios.


1. Comer tortilla española es un placer, tiene un sabor muy …………….

2. A mi madre le gusta mucho el cantante Julio Iglesias. Dice que tiene una voz súper …………….

3. - La camarera del restaurante fue simpática con nosotros.

+ Sí, es verdad. Era muy …………….


4. Ayer mi vecino Carlos me ayudó a subir un paquete pesado a mi piso. Carlos siempre es realmente ……………. conmigo.

5. Cada primavera paso unos días en la costa. La brisa marina me parece tan …………….




¡Hasta el próximo artículo de blog!


Marta 💙


-> Hier kannst du den Artikel auf Deustch lesen.